Parking en aeropuertos y estaciones de tren de cercanías. Movilidad y transportes

El Parking en aeropuertos y su relación con la movilidad

¿Alguna vez te has fijado en la mejora en la movilidad interna dentro de los aeropuertos más modernos?, quizá los cambios han sido tan lentos que no nos hemos fijado, pero si echamos la vista hacia atrás….unos 30 años, nos damos cuenta de que la circulación con coche dentro de los aeropuertos y en las avenidas de acceso a ellos, ha mejorado una barbaridad. Además debemos tener en cuenta que hoy en día, el número de usuarios de los aeropuertos se ha multiplicado exponencialmente.

La mejora de las comunicaciones viarias, y en consecuencia, la movilidad de los usuarios en aeropuertos, estaciones de tren y autobuses, ha potenciado el uso de medios de transporte públicos mucho más eficientes y rápidos que los vehículos de particulares. Puede parecer que todo se debe a la mejora de los accesos a las grandes ciudades, como por ejemplo los ensanchamientos realizados en todas las grandes vías de acceso a la ciudad de Madrid, pero….¿de qué habría servido todo ese incremento en caudal de entrada de vehículos a la ciudad si no se hubiera planificado previamente una mayor presencia de plazas de parking?.

Efectivamente, sin más plazas de parking, el colapso del tráfico a la llegada a la ciudad de Madrid habría sido absoluto. Sí es cierto que todo es mejorable y que la presencia de plazas de aparcamiento disuasorias a las entradas de las grandes ciudades no parece que esté todavía sobre la mesa de los políticos que se encargan de planificar el tráfico de las ciudades. Aún así, sí  podemos poner algunos ejemplos de soluciones que han funcionado a la perfección para liberar a la ciudad de Madrid del colapso de sus comunicaciones mediante vehículos particulares. El Metro de Madrid es un ejemplo de éxito en la organización de la movilidad para la ciudad, pero también lo son las cercanías de Renfe, aspecto que no podría haber triunfado si no se hubieran dispuesto grandes superficies dedicadas al parking antes del acceso a los trenes de cercanías.

Otro fantástico ejemplo de planificación para la mejora de la movilidad lo tenemos en el Aeropuerto de Madrid Barajas, en este aeropuerto, se han multiplicado las plazas de parking en cada una de las terminales, incrementado el número de servicios que se prestan dentro de estos aparcamientos y diversificado la tipología de los parkings. Un aeropuerto canaliza una cantidad de tráfico rodado inmenso, con las ampliaciones en plazas de parking se consiguió que los vehículos entraran con facilidad dentro del aeropuerto y no se produjeran atascos. La situación de partida previa a la modernización del Aeropuerto de Barajas era la de un aeropuerto antiguo, superado en cuanto a número de viajeros y con una movilidad en torno al aeropuerto muy reducida por la falta de plazas de aparcamiento estrategicamente distribuidas. Hoy en día, esta situación es muy diferente gracias no solo al incremento del número de plazas de parking; la comunicación directa con Madrid mediante una línea de Metro y las nuevas carreteras construídas entre los años 1998 y 2010 han permitido descongestionar el aeropuerto y sus accesos y con esto potenciado su uso.